Bienvenidos a la pestaña del Proyecto “Novela”

De lutos y ratones en la cabeza

Bienvenidos a la pestaña del Proyecto “Novela”

De lutos y ratones en la cabeza

Hace años que escribo para exorcizar los pensamientos roedores de alrededor de la cabeza. Nieta heredera de dos guerras he necesitado conjurar las sombras de ese pasado pero también, los terrores presentes del rostro de México.

Gracias al roedor obsesivo he escrito sobre la derrota de la República en la guerra civil en España y de cómo el exilio de mi familia tuvo consecuencias en tres generaciones. Esta fue publicada como artículo científico en la revista de medicina social y puede consultarse en este vínculo.

Con la compañeras de Bandada Films -Patricia Balderas y Claudia Ruiz- diseñamos y produjimos un trabajo en formato audiovisual donde quedó registrado la experiencia de esta familia huyendo del fascismo a Venezuela y México. Este puede consultarse en este vínculo.

Sobre el tema de la guerra investigué la vida y obra de una poeta de la generación de la posguerra, Francisca (la Paca) Aguirre, huérfana de padre siendo todavía una niña, como yo, porque a Lorenzo Aguirre se lo llevó la dictadura.

Ese puede consultarse en este vínculo.

Hasta este momento la persecución roedora no había tenido la necesidad de expresarse literaria o líricamente. Este proyecto representa esa posibilidad; la de preguntarse por la vinculación entre salud mental y guerra tomando como contexto ahora la geografía mexicana y su caótico narco territorio.

La novela por escribir será una ficción sobre el México que nos tocó sufrir pero también transformar. Desde que se declaró la guerra contra un supuesto narcotráfico ganó un solo bando:  la necropolítica[1] que ha logrado diezmar en mucho a la población civil. Pero  ésta no ha cedido y no ha dejado de organizarse en colectivas que rompen todos los tópicos.

[1] La necropolítica es  el derecho a matar pero también el derecho a exponer a otras personas, los propios ciudadanos, a la muerte. (Joseph-Achille Mbembe, 2003).

El proyecto consiste en poner en palabras una historia protagonizada por un hombre dedicado a bordar, tejer y reconstruir la salud mental de sus consultantes y la suya propia como terapeuta después de haber sido, él también, víctima de esta guerra. La trama gira en torno a una disparador inicial: un martes cualquiera regresando de un viaje de trabajo el protagonista encuentra a su pareja muerto. La vida no le da más que para abrazarse a ese cuerpo frío y quedar en estado temporal de catatonia, abalanzado sin conciencia sobre ese herida.

La escena se modifica únicamente después de varios días cuando la vecina denuncia el olor a muerte que invadía el edificio. La policía interviene llevándose al muerto a la fiscalía y al vivo al hospital psiquiátrico.

Se abre entonces una serie de preguntas que se irán entrelazando: ¿qué pudo haber sucedido que llevó a H. a la muerte, cómo se trabaja con un duelo no resuelto? ¿cómo se camina en el borde de una cuerda floja cuando se está a punto de enloquecer de dolor? ¿qué se hace con la necesidad de entender qué y cómo pasan las cosas en un país en que no hay explicaciones que alcancen para tantos muertos? ¿qué queda y dónde se pueden acercar las víctimas de la locura y del luto cuando el gobierno ha dejado de responsabilizarse?

La historia será el eje que permitirá plantear temas de la realidad mexicana del nuevo milenio: la desaparición de cuerpos, el duelo colectivo, los movimientos de buscadoras y los grupos de apoyo mutuo de salud mental en primera persona; y es que el tema del crimen autorizado (Spector, 2021) ha tenido infinitas representaciones en textos tanto académicos como literarios y sin embargo, esta novela indagará un ángulo que quiere cavar en un arista adyacente: la vinculación entre el caos producto del crimen y la salud mental de las personas que de manera cotidiana sufren las consecuencias de una “guerra” que no eligieron y no comprenden.

La manera en que el contexto de desapariciones, secuestros, feminicidios, cobra vida en el espacio más íntimo de las personas de a pie; en su subjetividad y su mundo interno será la trama que llevará de la mano al lector en esta historia.

A través de siete personajes que han sufrido de diferente manera la estrategia de crimen autorizado (Schmidt, 2021), esta novela de 150 páginas organizada en 40 capítulos indagará el nexo interdependiente entre salud colectiva y salud mental desde la ficción, la literatura.

Tomando como antecedente el trabajo de Mariana Enríquez quién propone cuestionar el límite entre el horror ficcionado y el terror de estado y el libro poético de Sara Uribe “Antígona González” que recuenta nuestros muertos; la novela se moverá en ese lugar siempre confuso entre la distorsión posible producida por una mente troquelada por el trauma y el horror objetivo de un país que vive su cotidiano atrapado en una serie de terror.

La novela implicará un trabajo de investigación sobre todo de dos movimientos sociales que responden a la locura y la desaparición de miembros de miles de familias, de todas las edades, en todos los rincones del país.

1.-El movimiento de orgullo loco y oidores de voces por un lado, que puede consultarse en estos vínculos:

La voz de tu cabeza

Las voces en mi cabeza

2- El movimiento de buscadoras por otro, que puede consultarse en:

Documental Sin tregua

Madres que buscan justicia para sus hijas

Nadie detiene el amor

Cuando enterrar pedazos es el único consuelo.

í